sábado, 3 de abril de 2010

¿¡Guerra Civil No Declarada!?

Vision Empresarial
Por Jorge Pensado‏

A propósito del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana varios autores han aprovechado estos festejos para publicar libros en torno a estos sucesos históricos, entre otros Francisco Martin Moreno quien tiene uno de los mayores acervos históricos del país publicó “Arrebatos Carnales”, libro que se ha ganado buenas críticas y en donde se aborda la historia desde la perspectiva del ser humano con sus defectos y vicios que están invariablemente detrás de cada personaje histórico.

Así que aprovechando este feriado de Semana Santa y ante la lógica recomendación de no salir dado el estado en que se encuentra la inseguridad, me di a la tarea de leer este libro del cual no puedo más que recomendarle amable lector que le dé un vistazo y le aseguro que en las primeras hojas lo enganchara y podrá leer otra historia de México muy diferente a la que nos enseñaron en la escuela.

Y a propósito de esta Semana Santa, en particular en momentos que está siendo atacada la Santa Iglesia y sus dignatarios por errores cometidos en el pasado por algunos miembros como el padre Marcial Maciel, michoacano que fundó la célebre e importante congregación de los Legionarios de Cristo, los cuales en sus colegios han educado a miles de jóvenes por todo el mundo, y los casos de pedofilia de obispos irlandeses y alemanes que se suman a una larga lista que con seguridad seguirá creciendo.

Sin embargo debemos recordar que el término “Iglesia” se designa al pueblo que Dios convoca y reúne desde todos los confines de la tierra, para constituir la asamblea de todos aquellos que, por la Fé y el Bautismo, han sido hechos hijos de Dios, miembros de Cristo y templo del Espíritu Santo.

La misión de la Iglesia es la de anunciar e instaurar entre todos los pueblos el Reino de Dios inaugurado por Jesucristo. La Iglesia es el germen e inicio sobre la tierra de este Reino de salvación.

La Iglesia es Misterio en cuanto que en su realidad visible se hace presente y operante una realidad espiritual y divina, que se percibe solamente con los ojos de la fe.

La Iglesia es cuerpo de Cristo porque, por medio del Espíritu, Cristo muerto y resucitado une consigo íntimamente a sus fieles. De este modo los creyentes en Cristo, en cuanto íntimamente unidos a Èl, sobre todo en la Eucarestia, se unen entre sí en la caridad, formando un solo cuerpo, la Iglesia. Dicha unidad se realiza en la diversidad de miembros y funciones.

Así que en esta diversidad y así como nuestros héroes tuvieron sus arrebatos carnales como humanos, unos cuantos miembros de la Iglesia Católica han tenido su lado débil a pesar de su obra extraordinaria como el caso del padre Maciel, con lo que se le dió cabida en su seno a hombres que en su debilidad llevan el pecado, y el error de la Iglesia fue y es, el tratar de ocultar estos hechos y no castigar con las leyes de los hombres a estas ovejas descarriadas.

Finalmente recordemos que en veinte siglos de historia la Iglesia ha superado cuantas pruebas se le han impuesto, esta será una más que deberán superar, como lo han hecho en el pasado con buena voluntad, aprendiendo de los errores y arrepintiéndose de sus pecados.

En lo económico, es muy aventurado tratar de señalar una cifra de la pérdida monetaria sufrida por los empresarios de la zona noreste del país en esta temporada producto de la inseguridad que padecemos.

Cada empresa tendrá sus propias estadísticas que podrá comparar contra años anteriores, sin embargo si me atrevo a hacer un estimado porcentual de acuerdo a una encuesta rápida entre algunos compañeros empresarios, de los cuales el que menos estimó su diferencial contra el año pasado fue una pérdida de ventas en el orden del 18%, lo cual tiene más impacto en los rubros que están involucrado en algún tema relacionado con las vacaciones o el turismo propios de la temporada.

Así que la reflexión final de esta Visión Empresarial es en torno de si no estaremos ya viviendo una guerra civil no declarada y ó no será tan sólo el principio de un conflicto de mayores proporciones que afecte la vida nacional y lleve en el fondo la intención política de derrocar y “mandar al carajo” a las instituciones federales.

Por lo pronto disfrutemos de esta Semana Santa, del buen clima y aprovechemos para leer y convivir en familia.