lunes, 12 de abril de 2010

Batalla Electoral

Visión Empresarial
Por Jorge Pensado Robles

Por lo pronto los rumores estuvieron a unos pasos de mi empresa en esta capital el jueves pasado. En lo personal yo no estaba presente en el momento de los hechos, pero al llegar, tan sólo unos minutos después, el miedo y el terror en el rostro de los colaboradores era evidente.

No puedo comentar más de esto, ya saben, por preservar mi salud, pero analicemos en forma personal todo lo que pudimos hacer como sociedad en el pasado para evitar que esto sucediera y pensemos que podemos hacer en el futuro inmediato para tratar de corregirlo.

En tanto Tamaulipas vive días de angustia, en otros estados de la república viven su propia guerra, solo que es electoral, desafortunadamente en esta entidad los arreglos políticos, los acuerdos en lo obscurito, los políticos corruptos, la pobreza y el desinterés de los ciudadanos ha evitado tener partidos de oposición fuertes y consolidados que le den equilibrio a la política estatal, con el recurrente resultado de gobernantes soberbios y corruptos que se saben intocables ya que literalmente controlan todo y a todos.

En concreto, de forma fáctica y autocrática, en Tamaulipas el Ejecutivo controla y ha controlado en el pasado reciente al Poder Legislativo y al Judicial, a los órganos que debieran ser desconcentrados y descentralizados como la UAT, Derechos Humanos, el IEETAM, el Tribunal Estatal Electoral, ahora a la Judicatura, al Instituto de Transparencia, a todos los partidos políticos de la entidad, a muchos delegados estatales, controla toda la obra pública, a la mayoría de las Cámaras Empresariales, a todos los sindicatos, los medios de comunicación, supuestos organismos no gubernamentales como el Consejo Cívico de Cd. Victoria, así como otros poderes obscuros de los que no se puede escribir y a una gran parte de la ciudadanía con prebendas de miseria como despensas, laminas de cartón, cemento, pírricas becas escolares, medicinas, pelotas, mochilas, bicicletas y otros artículos de pésima calidad que son recurrentes en cada elección.

Finalmente si no sucede otra cosa tendremos unas elecciones en Tamaulipas, aburridas y sin interés, desde hoy sabemos quien ganará la contienda a gobernador y en la capital quienes serán los Diputados y el Presidente Municipal, incluso todavía varios partidos políticos no tienen candidatos, como el caso de Victoria que a unos días de arrancar las campañas aún no sabemos quien representara al PAN, posiblemente no encuentran algún valiente o les da pena presentar al que tienen inscrito, no así en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Veracruz, Durango, Sinaloa y Aguascalientes entre otros, en donde si veremos una verdadera guerra electoral.

Ya desde hoy, en esas entidades en precampañas, los golpes bajos no se hacen esperar, así como la vehemencia con la que algunos funcionarios defienden en contra de la ley incluso su espacio de poder

En esta ocasión y por estar catorce entidades en elecciones, la mayoría gobernadas por el PRI, no podrán los priístas tan fácilmente tener los recursos económicos y humanos que en otras contiendas han concentrado con el apoyo de los estados gobernados por ese partido, por lo mismo cada entidad literalmente se rascara con sus propios medios, sin desconocer que Peña Nieto seguramente estará generando, como todos los gobernadores priísta, su guardadito para las elecciones, en lo personal el gobernador del Estado de México invertirá sus recursos en candidatos amigos, que le representen control político y votos a su favor en las cada vez mas cercanas elecciones presidenciales del 2012 , en las cuales con la ayuda de la Gaviota, Televisa y la desaseada manera de gobernar del PAN, ya tiene medio cuerpo en los Pinos.

En Tamaulipas tenemos por lo menos tres elecciones a gobernador que han sido una farsa, y ésta no será diferente, tal vez sería mejor ni realizarla y nos evitaríamos la pena de ver lo degradada que esta la política y la democracia en nuestra entidad, eso si después nos quejamos que sólo unos cuantos tienen todos los contratos de construcción, de calles destrozadas, por la falta de empleos, nos quejamos de la inseguridad, de la corrupción, de la inequidad y de los abusos de los gobernantes.

Sólo nos queda esperar que la educación recibida en casa durante la infancia de Rodolfo Torre, sus valores y principios, así como su sensibilidad como ser humano le permitan tener un gobierno de puertas abiertas, plural, honesto, sensible a los problemas de fondo que padecemos, pero sobre todo ,que se pueda rodear de los colaboradores adecuados, que no piensen que los puestos públicos son para enriquecerse en seis años, que entiendan que México atraviesa momentos difíciles, que los recursos proporcionalmente son menores y se requiere como en todas las familias hacerlo rendir lo más posible.